Entrevista Gabriel Mascaro

Entrevistamos al joven Gabriel Mascaro (Recife, Brasil, 1983), director de Galo da Madrugada (2007) y Avenida Brasilia Formosa (2010)

gabriel_mascaro_1

Alfredo García: ¿Como te has formado, y tienes algún documentalista que influyo en tus trabajos?

Gabriel Mascaro: Tengo una formación en comunicación social, porque en el estado donde vivo no hay un curso de formación para cine, vivo en Pernambuco en el nordeste de Brasil.   Hay muchos documentalistas me influenciaron, seguramente porque en Brasil el documental tiene una importancia muy grande, podría citar a varios. A diferencia de lo que ocurre en otros países, yo pude mirara y aprender mucho con los propios realizadores brasileños, como Eduardo Coutiño que presento Jogo de Cena aquí en el Bafici, como João Moreira Salles que hizo una película brillante llamada Santiago, tenemos Maria Augusta Ramos que hizo dos películas muy importantes, Justicia, y Juicio, tememos otro realizador importante, Kilo Goifman, que esa presentando su película en el BAFICI “Filmefobia”, anteriormente ya había presentado otras de sus películas como “33″ y “Handerson e as Horas”

A.G.: ¿Como surge y porque, centrar el tema de tu documental en entrevistar a los propietarios de los ocho penthouse mas caros de San Pablo?

G.M.: Para el nuevo documental brasilero es una cosa muy rara ver documentales sobre la clase dominante brasilera, sobre la elite, sobre las clases altas. Otra cosa que saltaba para  mi a los ojos era que la ocupación del paisaje urbano brasilero surgió de una manera muy extraña; porque ese fenómeno de construcción vertical, que en otros países esta ligado a la periferia, u otros lugares, aquí se transformo en un símbolo de status social. En la película se aborda un grupo social que ve en esa construcción, la realización de un sueño o un deseo. Es un desafío importante para mí trabajar porque nadie tiene acceso en Brasil, ni yo, ni nadie tenia acceso en Brasil a esas personas. Hay dos documentales hechos sobre la clase media hechos en los años ’70 en Brasil, y al verlos sentí la necesidad de traerlos a la actualidad.

A.G. :¿En el ultimo festival de Mar del Plata intervino como jurado y se dio una retrospectiva de la obra de la directora Maria Augusta Ramos, a quien recién nombraste, al ver la misma nos sacudió toda su obra especialmente “Juicio” por la mirada que daba a la misma, que opinas de ella?

G.M.: Me parece que es un trabajo muy rico porque habla de una cosa  que todos los brasileños saben que existe, pero ver eso en el cine es una experiencia muy fuerte. Al ver eso siento la felicidad que el cine puede revelar cosas que ya sabemos pero la lleva a la pantalla. Una cosa muy importante de su película, ella consigue ficcionalizar a los niños, porque esos niños son actores. Es algo que se viene trabajando en el cine brasilero, que son los limites entre lo documental y lo que podría ser darle ficción a la realidad. El ejemplo de esto es Coutiño cuando juega de una manera máxima con estos dos exponentes.

A.G.: ¿Cuales son tus proyectos y si figuran en los mismos entrar en la ficción?

G.M.: Estoy terminando un proyectos que juega con estos limites entre ficción y documental, el proyecto  se llama Avenida Brasilia Hermosa, que es una avenida que abrió el presidente Lula, el a periferia de la ciudad y que cambio mucho la interacción de la ciudad. Es algo que a él le toca personalmente le interesa muchota arquitectura de una construcción, que puede interferir con las relaciones en una comunidad.

A.G. :¿Habiendo generado el cine de Brasil, una figura como Glauber Rocha, considerado uno de los mejores directores de todos los tiempos de Brasil y líder del nuevo cien latinoamericano, habiendo muero tan prontamente a los 43 años, ¿Existe hoy en Brasil una camada de nuevos directores que sigan su camino?

G.M.: Me parece que no existe en este momento en Brasil, ninguna pretensión queriendo ser un segundo Rocha, es un lugar que se ocupa.  En realidad le parece mejor ya que es imposible abarcar todas las realidades múltiples que tiene Brasil, y hoy en día necesitaríamos cincuenta directores para reemplazar lo que hizo con una sola mirada Rocha

A.G.:¿Es correcto lo que decís, pero de repente frente a una realidad diferente, con directores jóvenes que tienen otra mirada, hay algunos que le preocupe lo social, y que investigue y que lo encare con profundidad, sin hacer ningún tipo de comparación

G.M..: Lo veo desde otro punto de vista, me parece que hoy no existe esa pretensión del director de necesitar hacer una representación de clases, ahora las expresiones múltiples son mucho más ricas que el dirigismo de los años ’70.

* Premio FEISAL 11º BAFICI

Traductor: Javier Domingo

Tags:
  • http://tierraentrance.miradas.net/2010/04/festivales/latinoamerica-en-el-12%c2%ba-bafici.html Latinoamérica en el 12º BAFICI | Tierra en Trance

    [...] “Avenida Brasilia Formosa” (84) de Gabriel Mascaro [...]

blog comments powered by Disqus