Entrevista a Gastón Duprat, director de “El hombre de al lado”

Entrevista a Gastón Duprat, director de “El hombre de al lado“. Este film fue dirigido en conjunto con Mariano Cohn y obtuvo el World Cinema Cinematography Award for Dramatic Filmmaking del Festival de Sundance 2010, y el premio a la Mejor Película en la Competencia Argentina del 24º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata.

casa

A.G.: ¿Como has logrado consolidar con Mariano Cohn un trabajo con tanta continuidad de co-dirección?

G.D.: Simplemente nos hemos acostumbrado a trabajar juntos. Antes hacíamos programas de televisión, y también trabajamos en televisión abierta hace muchos años. Hicimos programas muy divertidos como “Cupido” y videos experimentales. Realizamos “Yo presidente”, un documental, y después de eso surgió la idea de hacer “El artista”. Dimos con un productor al que le gustó la idea y entonces nos largamos a hacerla. En nuestro caso, co-dirigir es un beneficio porque las ideas aparecen más discutidas, uno esta obligado a masticar más las cuestiones porque implica defenderlas más ante el otro y así las ideas son más firmes.

A.G.: A través de “El artista” y de “El hombre de al lado” ustedes acercaron un humor fresco, irreverente, alejado de la solemnidad intelectual, pero muy pensado, ¿intentan generar un espacio dentro del cine argentino para este tipo de cine que hasta hoy él mismo adolecía?

G.D.: No, a priori no se plantea hacer eso; de golpe resulta así. No es un esquema que uno tenga al momento de plantear una película, una vez que se hace, resulta que cubre un espacio que tal vez no esté. Una cosa que sí es a priori, es ver si uno tiene un punto de vista propio para aportarle como director, y eso tal vez tenga algo que ver con lo que vos decís, de si nuestras miradas como directores aportan algo nuevo.

A.G.: ¿Cómo surge la realización de “El hombre de al lado” y la elección de la casa Curutchet en La Plata como locación?

G.D.: La casa Curutchet es una obra de Le Corbusier del año 40 y es una obra maestra de la arquitectura moderna, por lo cual, el problema que plantea la película multiplicaba su potencia, porque el agujero que hace el vecino para ganar luz, se lo hace a esta obra maestra de la arquitectura, es por eso que adquiere una dimensión mayor, por eso decidimos hacerla ahí, y termina siendo un personaje más de la película.

A.G.: ¿Cómo aparece el tema de esta película?

G.D.: Tiene una parte basada en una historia real y otra parte inventada, en definitiva es una idea que nos gusta porque habla del miedo a lo que es diferente, y tal vez simboliza un problema que es doméstico, un problema social mucho más amplio, es decir un problema mucho más grande en esa cosa chiquita.

A.G.: A diferencia de “El artista”, sé que se hizo una elección de actores profesionales para los protagonistas.

G.D.: En este caso, era porque eran parlamentos muy largos para los actores, teníamos muy poco tiempo para filmarla. Si bien filmar con actores no profesionales es bárbaro, la realidad, es que se necesita más tiempo, más detalle. La película se filmó en tres semanas y necesitábamos actores que pudieran aprenderse textos muy largos, y creo fue acertada la decisión pues los actores están muy bien, y al filmar cronológicamente la película, fueron conociéndose en la vida real, tal como se conocen en la ficción.

A.G.: ¿El trabajo con un mismo guionista en todas vuestras películas (Andrés Duprat) influye para que el cine de ustedes sea tan personal ?

G.D.: Pareciera que sí, puede ser…Siempre es una mirada sobre un sector de la sociedad desde un punto intelectual preciso y su problema de inserción real, pero tampoco es querido eso, no es una propuesta previa, sino que surge así.

A.G.: ¿Cómo recibieron los premios a la Mejor Película Argentina del 24º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y el Movie City al talento americano?. ¿Qué les produce que su película haya sido seleccionada para competir en Sundance 2010, que es el Festival de Cine Independiente más prestigioso del mundo ?

G.D.: El caso de Movie City es muy bueno porque la compra de la película para televisión es dinero en efectivo nada menos, bienvenido. La película se vendió a Movie City para pasarla en Latinoamérica. Lo de Sundance es bárbaro porque eran como 5000 películas y entraron 12, y es muy difícil entrar ahí, según nos han dicho es el único Festival que, además del buen momento de poder ganar un premio, de participar, después la película se vende , se comercializa, , ya que tiene mucha vida comercial este Festival.

A.G.: ¿Existe, a veces, una subvaloración por parte de los jurados para premiar este tipo de cine?

G.D.: No, no lo sé. Lo que si sé es que si uno se presenta a un Festival; que ya en sí es una situación atípica y anómala porque uno pone su película como si fuese una competencia de autos que ya es ridículo, estás aceptando eso, por lo tanto, uno se olvida de lo que pueda pensar el jurado porque está claro que es imposible la competencia formal de películas. Lo otro está bien. Que la película se vea es positivo , uno puede ganar o perder, eso no habla ni bien ni mal de la película. A mi me ha tocado ser jurado y pasar que el jurado uno quiere que gane la A, el jurado dos quiere que gane la B, entonces acuerdan los tres premiar a la C.

A.G.: ¿Cuándo podrá el publico de Buenos Aires ver “El hombre de al lado”?

G.D.: “El hombre de al lado” se va a estrenar en el segundo semestre del 2010 en toda la Argentina, y a fines del 2010 se va a editar en video.

A.G.: ¿Y cuándo va a estar disponible en video “El artista”?

G.D.: Entre Marzo y Abril de 2010 va a estar en todos los videoclubes.

A.G. Sé que estas trabajando en  un nuevo desafío, ¿podés contarnos de qué se trata?

G.D.: Graciela Borges vio “El artista” el año pasado y nos pidió que dirijamos su nueva película, así que estamos preparando un proyecto para filmar a mitad de año con ella participando activamente del guión. Es una historia que va a transitar un poco en el mundo del cine, de las ideas, de las películas, de los productores, de las críticas, un poco en el mundo del cine argentino, a través de una historia protagonizada por ella.

A.G.: Siendo con Mariano Cohn los creadores de “Ciudad Abierta” el canal de la Ciudad de Buenos Aires, ¿qué evaluación te permite hacer sobre la situación actual del mismo?

G.D.: El canal de la Ciudad se fue desvirtuando con el paso del tiempo, pasó de ser una propuesta innovadora, fresca, distinta, a esto que es ahora que, francamente, es un desastre. Si uno pone el canal lo ve a Macri con casco levantando bebés, haciendo todo el abanico de actitudes más rancias de la clase política, es decir, está usando el canal para eso. Lamento que los chicos que están en el canal no se revelen contra eso y permitan que una cosa bien nacida esté al servicio de esas cuestiones. La verdad es que es muy triste verlo, tiene un presupuesto importante, tiene mucha gente trabajando y se está usando con una brutalidad que escandaliza.

A.G.: Vos que formaste parte de la creación del mismo, ¿cuál sería, a tu parecer, la forma de encararlo para hacer un canal al servicio de la gente?

G.D.: Yo creo que un canal del Estado es necesario si se amplía el abanico de lo que se muestra normalmente, es decir, que el abanico se amplíe para cualquier lado, no hay una sola manera, creo que eso debería ser una premisa. Mostrar un tono, un color, un discurso que no muestren los otros canales. Hoy todos los canales, incluso el Canal Encuentro del Gobierno Nacional, se pueden englobar en un sólo discurso aceptado, demagógico en el mal sentido de la palabra. Creo que un canal estatal debería innovar, ir por delante de lo que se acostumbra a ver y que ya está certificado, o sea, debería partir de la premisa de no tratar como tarada a la gente, no menospreciar al público y mostrar una parte del abanico que no se muestra, hacerlo más grande.

A.G.: Entonces podemos decir que pareciera que en Argentina quienes manejan los medios no tienen la habilidad o la inteligencia para hacer un canal público con esas premisas.

G.D.: Eso pasa porque nadie sabe nada de televisión, nadie la ha estudiado. Yo pertenezco al mundo de la televisión, y como es un género nuevo, ni siquiera se lo considera un género artístico, lo cual, es un grave error. Pareciera que sólo es género donde se muestran géneros artísticos, donde se muestra cine, y la televisión es un género artístico en sí mismo, eso no se ha entendido; entonces, vemos los desastres que hay en la televisión argentina de izquierda y de derecha en todo el abanico. Hay muchísimo para hacer, pero hay muy poca gente calificada para entender el mapa de la televisión y proponer algo nuevo.

A.G.: ¿No ves válida la propuesta del Canal Encuentro?

G.D.: Valida sí, pero me parece una cosa antigua en el peor de los sentidos. No es que esté en contra de lo antiguo, pero es pedagógica en el mal sentido, pretende enseñarnos cosas, pretende discriminar lo que está bien y lo que está mal, cuáles son los referentes culturales apropiados y cuáles no. En ese sentido lo veo retrógrado, además, mal realizado, feo estéticamente, que eso no sería lo peor, pero tiene una forma y un contenido reaccionario, atrasado. El Estado no tiene que enseñarnos lo que está bien y lo que está mal, tiene que generar estructuras para que surjan cosas. La gente es mucho más de avanzada de los que dirigen los medios, por eso no me gusta que me enseñen, que me muestren, no lo necesito. Me gustaría que den lugar a las expresiones de la gente, no de León Gieco.

Tags:
  • http://www.youtube.com juan imassi

    Fui a la charla Fabiana Barreda- Cristina Civalle Huí de esa catarata de erudiccion snobista a tiempo para llegar a ver El hombre de al lado. Una burla a ese mundillo con citas a la historia del arte, la arquitectura, el diseño, no al pedo como en el primer caso sino al servicio de la narracion y la factura perfecta que ya tenia El artista. Genial.Vayan a verla

blog comments powered by Disqus