Un festival para el cine político

Este año se realizó una nueva edición del Festival Internacional de Cine Político en la Ciudad de Buenos Aires. Esta tercera edición ha demostrado el crecimiento del festival, sumando sedes y cantidad de proyecciones. Eso también generó una gran asistencia de publico, interesado por la propuesta y por el material exhibido.

Sin dudas el suceso más importante fue el estreno de la nueva película de Jorge Sanjinés, Insurgentes, y la visita del director boliviano. Fue la gran ganadora del festival, llevándose el primer premio de la Competencia Oficial Internacional Largometrajes “por la belleza y la poesía del lenguaje cinematográfico narrando la épica varias veces centenaria de la lucha de un pueblo originario por su dignidad y su identidad”.

Sanjinés ofreció una conferencia durante el festival, en la que brindó detalles de su última película y detalló las luchas de los pueblos originarios de Bolivia en el camino de la liberación de la Patria. Permitió conocer muchas de aquellas historias que durante siglos fueron tapadas y negadas, y que su película Insurgentes se propone rescatar del olvido.

Otra de las películas ganadoras del festival fue Seré millones, el mayor golpe a las finanzas de una dictadura de Omar Neri, Fernando Krichmar y Mónica Simoncini. Recibieron el premio especial del jurado de la Competencia Argentina de Largometrajes, “por el original tratamiento con que aborda un tema de la reciente historia política argentina, que entremezcla con creatividad la puesta en escena y los testimonios de los protagonistas reales”. La película retrata el golpe al Banco Nacional de Desarrollo que dio el PRT-ERP en 1972 a partir de testimonios y recreaciones; logrando actualizar las enseñanzas de aquella experiencia político-militar.

El primer premio de esta categoría fue para Industria Argentina, la fábrica es para los que trabajan de Ricardo Diaz Iacoponi. El jurado respaldó su decisión en “la narrativa dramática, la sensibilidad y autenticidad que trasmiten sus protagonistas, en una historia que valoriza la lucha de una comunidad de trabajadores expuestos a la indefensión”.

Merece destacarse la calidad del jurado que reunió el festival, algo que no sólo enaltece su premiación, sino que es también un justo homenaje a realizadores que hace años militan en el cine político:  Humberto Ríos, Nemesio Juárez, Jorge Denti, entre otros.

El festival fue también la oportunidad para ver las últimas realizaciones del director británico Ken Loach:   Route Irish (2010) y The Angels’ Share (2012). Ambas funciones fueron a sala llena, lo que demuestra el gran interés del público argentino por la obra del realizador, como así también el poder de convocatoria del festival. Cabe remarcar que las entradas fueron gratuitas, lo que permite el acceso a una programación de alta calidad para todos aquellos que quieran indagar en un cine de compromiso social y voluntad de transformación política.

 

 

blog comments powered by Disqus