Gaviotas blindadas, un documental de Mascaró – Cine Americano

Un anciano se estaba muriendo y convocó en torno a sí a los suyos. A cada uno de sus muchos hijos y parientes les entregó una corta y resistente ramita. “Romped la ramita”, les ordenó. Con cierto esfuerzo, todos rompieron la ramita por la mitad. “Eso es lo que ocurre cuando un alma está sola y no tiene a nadie. Se rompe fácilmente.” Después el viejo les dio a cada uno de sus parientes otra ramita y les dijo: “Así me gustaría que vivierais cuando yo haya muerto. Reunid todas las ramitas en haces de dos y de tres. Y ahora, quebrad los haces por la mitad.” Nadie puede quebrar las ramitas cuando forman un haz de dos o tres. “Somos fuertes cuando estamos con otra alma. Cuando estamos unidos a los demás, no nos pueden romper.”

“Una ramita, dos ramitas”, anónimo.

El documental, realizado por el grupo Mascaró Cine Americano (que se formó en 2002 con egresados de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo: Omar Neri, Aldo Getino, Laura Lagar, Mónica Simoncini y Susana Vázquez) está conformado por tres partes, la primera abarca el periodo 1961-1973, aunque el relato histórico comienza en 1955, y fue estrenada en 2006; la segunda relata la historia del partido de 1973 a 1976, y fue estrenada en 2007; y la tercera parte abarca los primeros años de la última dictadura: de 1976 a 1980, y fue estrenada en el año 2008.

Gaviotas… es el fruto de una exhaustiva investigación sobre el PRT-ERP desde sus orígenes y constituye un valioso documento histórico que reúne material de archivo, en muchos casos inédito, como el audio de la entrevista a Roby Santucho en Cuba en 1972 que aparece en la primera parte; junto con el testimonio de varios integrantes del partido. El relato de la película, cronológico y lineal, se construye en parte a partir del trabajo realizado por Daniel De Santis, quien ha recopilado una importante cantidad de documentos del PRT y los boletines internos en A vencer o morir, historias del PRT-ERP. De hecho su testimonio, junto con el de Enrique Gorriarán Merlo son los que de alguna manera puntúan el film, sobre todo en la segunda y tercera parte.

La producción audiovisual del grupo Cine de la Base también constituye una fuente importante de imágenes que apoyan el relato brindado por los testimonios de los entrevistados, tanto respecto a las acciones realizadas por el partido a través de comunicados, como el secuestro del cónsul inglés que era gerente del frigorífico Swift o el asalto al BID (Banco Interamericano de Desarrollo), así como la ilustración de la corrupción sindical con imágenes de su único film de ficción Los traidores o el fragmento de Me matan si no trabajo y si trabajo me matan donde se explica el concepto de plusvalía. Parte del material audiovisual proviene también de La hora de los hornos, del grupo Cine Liberación, de otras películas, de los noticieros de la época (incluso anteriores, como los fragmentos de Sucesos Argentinos de 1939) y propaganda de los gobiernos de facto y del gobierno de “Isabelita”; además de fotos, diarios, revistas, etc. También hay material filmado posteriormente, que sirve para dar apoyo visual a algunos testimonios, como imágenes de los penales, de campos de concentración, etc.

La primera parte del film comienza con la historia de Roby Santucho, el referente histórico más importante del PRT-ERP, en Santiago del Estero y Tucumán, y con los orígenes del partido, que se remontan a 1961 con la proclama del FRIP (Frente Indoamericano Revolucionario y Popular), la denuncia de la situación de los hacheros santiagueños y la militancia con el proletariado de las fábricas, llevada a cabo sobre todo por Palabra Obrera. En mayo de 1965 se funda el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), y el relato fílmico prosigue con la lucha de la FOTIA en los ingenios de Tucumán; y más tarde con la fundación del ejército armado: el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) en julio de 1970, proponiendo la “contraviolencia legítima” como forma de acabar con la estructura de dominación, más amplio en su composición social que el partido, tal como relatan algunos de sus militantes. También en esta parte se le da un lugar de relevancia a la publicación de los boletines El Combatiente y Estrella Roja que tenían tiradas de veinte y treinta mil ejemplares en 1968, 1969 y 1970; lo que para la época implicaba una difusión masiva de su ideología marxista-leninista y de sus acciones políticas y armadas. En esta primera parte también se relata la creación del FATRAC (Frente Antiimperialista de Trabajadores de la Cultura), del que formaban parte los grupos Cine de la Base y Libre Teatro Libre, entre otros.

En el relato de la segunda parte, que comienza con la asunción de Cámpora, el PRT-ERP adquiere mayor alcance en sus acciones, promoviendo la creación de distintos frentes que reunían a varias organizaciones como el FAS  (Frente Antiimperialista y por el Socialismo) y el MSB (Movimiento Sindical de Base), entre otros. La difusión de sus publicaciones se masificó aún más, y la militancia en las fábricas (Acindar, Esso, Mercedes Benz, etc.) produjo en esta época triunfos para la clase obrera como los de los metalúrgicos de Villa Constitución, lo que implicó mayor persecución, censura y represión hacia el partido, sus publicaciones y sus militantes. También en esta época se intensifica la articulación con otros movimientos revolucionarios de Latinoamérica, con la formación de la JCR (Junta de Coordinación Revolucionaria) y se crea la compañía de monte, que se entrenaba para la guerrilla en el monte tucumano.

La tercera parte comienza relatando la muerte de Roby y de otros compañeros, en julio de 1976, marcando ese año como momento bisagra para el país y para el partido con el inicio del golpe de estado y el recrudecimiento de la represión; a partir de lo cual tuvieron que empezar a trabajar en la clandestinidad, muchos exiliándose pero continuando la lucha política y armada en el exterior, solidarizándose con otras luchas de liberación en el mundo, como la Revolución de Nicaragua en julio de 1979.

En el film se observa un énfasis por parte de los realizadores por resaltar las acciones conjuntas que el partido realizó desde su fundación en 1965 hasta el último año incluido en el relato de la película: 1980. Por ejemplo la formación del FAS y del MSB; la fuga del penal de Rawson junto con otras organizaciones armadas como FAR (Fuerzas Armadas Revolucionarias) y Montoneros, que culminó en la masacre de Trelew; la fuga del penal “El Buen Pastor” de Córdoba por parte de militantes mujeres integrantes de las mismas organizaciones; la articulación con el MIR de Chile, el MLN de los Tupamaros en Uruguay y el PRT-B de Bolivia en la JCR, y más tarde la participación de militantes del PRT-ERP en el triunfo de la revolución nicaragüense del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional). También se destaca el rol que el partido cumplió en momentos clave de la historia argentina como el golpe de Onganía, los cierres de los ingenios azucareros y la represión, el Cordobazo, el Gran Acuerdo Nacional de Lanusse, el Devotazo, las elecciones de 1973 donde gana Cámpora, las elecciones de septiembre de 1973, donde se propone a Tosco encabezar una lista que se oponga a la fórmula Perón-Perón, la represión de la Alianza Anticomunista Argentina (Triple A) y el golpe de 1976, entre otros.

En la película se rescata también la complicidad que hubo durante la última dictadura militar entre el poder económico de multinacionales como Mercedes Benz y la política represiva del gobierno de facto, dejando al descubierto cuestiones no tan esclarecidas hoy en día, a pesar de la constante vuelta crítica a ese período que dejó su implacable huella en generaciones enteras. Otra de las cuestiones que deja abierta el documental es la causa de Campo de Mayo, donde la misma dictadura asesinó y desapareció a cinco mil personas, sobreviviendo solamente dieciséis.

El único momento en el que se plantea una divergencia interna en el partido, dentro del relato de la película, es cuando se explicitan las diferencias entre la postura representada por De Santis y Gorriarán Merlo –punto de vista privilegiado por los realizadores- y la de Luis Mattini, quien fue secretario general del partido, respecto de la vuelta al país desde el exilio, la lucha armada y el llamamiento al VI Congreso en 1977. Hay otras diferencias planteadas pero que se relacionan con una visión retrospectiva de  lo que fue la experiencia política y militar del PRT-ERP. Muchos consideran que fueron derrotados, que la lucha fracasó y que los militantes fueron diezmados en casi su totalidad. Si bien las pérdidas fueron enormes, y las consecuencias para los sobrevivientes fueron en muchos casos difíciles de sobrellevar, hay otra postura explicitada hacia el final de la película, y representada sobre todo por el testimonio de Jorge Pérez que sostiene que no es justo hablar de derrota y fracaso cuando hubo consecuencias políticas muy importantes del accionar del partido, en Argentina y en el mundo, de las cuales la Revolución de Nicaragua tal vez sea la más visiblemente triunfante. La otra tal vez es el resultado de lo que implicó e implica la unión entre los compañeros. En muchas de las anécdotas del film varios militantes concuerdan en que si no hubiese sido por los compañeros, no hubieran sobrevivido. Alejandro Ferreyra lo sintetiza en una frase publicada en el boletín “La gaviota blindada” que hacían en el penal de Rawson: “Estamos bien gracias a los compañeros”. Esto es lo que permite contar esta historia no sólo desde el dolor y la derrota sino también desde la alegría, la comunión y la seguridad que tenían acerca de cómo conseguir la libertad a través de la revolución. En este sentido la película contribuye a tener una idea más clara de cómo fue la experiencia de esta organización política y militar, que desde la opinión pública no ha tenido una prensa muy justa. Un ejemplo de esto, que aparece en la tercera parte, es un registro del programa que conducían en la década de los noventa Fernando Bravo y Teté Coustarot: “Siglo XX Cambalache” donde retratan al PRT-ERP desde una mirada ideológica similar a la del último gobierno militar.

Respecto al presente, no son muchas las referencias a la militancia de los entrevistados en la actualidad. En la segunda parte hay un registro audiovisual de un acto realizado en 2005 por los treinta años de la acción de Monte Chingolo, y si bien se ven banderas con la estrella roja y las siglas ERP, no queda claro si se trata de una organización que milita en el presente o si sólo se reunieron para ese evento. Esto probablemente forma parte de la idea generalizada de que no hay una continuidad histórica y política entre el PRT retratado en la película y la organización política actual; lo que puede deberse, por un lado, a que la mayor parte de los testimonios (como el de Daniel De Santis) recuperan la relevancia del PRT en los 60’s y 70’s y dan por sentado el fin del partido con la muerte de Roby Santucho; y por otro lado, a una decisión de los militantes del PRT que continúan la militancia y la lucha hasta el día de hoy, de no utilizar un proceso del pasado para hacerse visibles, sino que esa visibilidad sea parte de una construcción más profunda por parte de las masas.

Queda entonces pendiente el debate acerca de la posición actual del PRT con respecto al momento histórico representado en Gaviotas blindadas, a través del cual también dé cuenta de la experiencia política del partido y de sus continuidades desde 1980 hasta el presente.

  • Lucho Gaitan

    Cual fue la postura del ERP, con respecto al retorno del peronismo al poder?

  • Lucho Gaitan

    Cuales fueron los factores que causaron el golpe de estado de 1976? y cuando realmente empezo el proceso del terrorismo de estado?

blog comments powered by Disqus